CONSEJO DE EMPRESARIOS IBEROAMERICANOS

(CEIB)

15 Noviembre 2018  

En el marco de la XXIX Cumbre Iberoamericana.

CEOE-CEIB, OIE y CACIF entregan las recomendaciones del Encuentro a los Jefes de Estado y de Gobierno en Guatemala.

Tras el cierre del Encuentro Empresarial, se hizo entrega del Premio Iberoamericano de Calidad, en presencia de S.M. Felipe VI y Jimmy Morales.



Tras la segunda y última jornada del Encuentro Empresarial Iberoamericano, el vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Antonio Garamendi; el presidente de la OIE, Erol Kiresepi; y el presidente de la organización empresarial guatemalteca, Marco Augusto García Noriega, hicieron entrega de las recomendaciones a los jefes de Estado y de Gobierno antes del comienzo de la Cumbre Iberoamericana, que se celebra estos días en La Antigua, Guatemala. Tras el cierre del Encuentro, se procedió al acto de entrega del Premio Iberoamericano de Calidad, en el que participaron S.M. Felipe VI y el presidente de Guatemala, Jimmy Morales; acompañados de Antonio Garamendi, Marco Augusto García Noriega y la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan.

Su Majestad el Rey durante su intervención en el XII Encuentro Empresarial Iberoamericano© Casa de S.M. el Rey Su Majestad el Rey durante su intervención en el XII Encuentro Empresarial Iberoamericano




Durante el Encuentro, los presidentes y máximos responsables de las principales empresas de la región intervinieron en la jornada para tratar cuestiones como el ecosistema digital, pilar estratégico para el crecimiento económico; tendencias a futuro de la filantropía, panel en el que se abordaron la inversión de impacto social y el capital humano; la sostenibilidad como elemento clave en la estrategia de ciudadanía corporativa; y la mujer y el poder económico. A continuación, diversos jefes de Estado y de gobierno intercambiaron ideas sobre los aspectos más relevantes de la jornada. Intervinieron los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales; de España, Pedro Sánchez; de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto; de Colombia, Iván Duque; de Honduras, Juan Orlando Hernández; y del Principado de Andorra, Antonio Martí.

 

Retos en Iberoamérica

 

El vicepresidente de CEOE, Antonio Garamendi, destacó durante el Encuentro que en el caso de Iberoamérica, el enfoque que se dé al papel que debe jugar las empresa en la Agenda 2030 adquiere mayor trascendencia, si se considera la atomización del tejido empresarial y sus problemas de productividad. De hecho, informó de que 10 de los 11 millones de unidades económicas de la región son Mipymes que sólo emplean a un trabajador; el 47% de la población activa, es decir, 135 millones de personas, trabajan en el sector informal; y la tasa de crecimiento per cápita promedio del PIB real en América Latina y el Caribe fue de un 2,40% anual entre 1960 y 2017, cifra que sitúa a la región por debajo de Asia (4,86%) e incluso por debajo del resto del mundo (2,60%).

En este sentido, Garamendi puso de manifiesto la necesidad de crecer al 5%o 6% durante los próximos veinte años para reducir la pobreza y permitir que la región dé un salto en los niveles de renta, “lo que sólo podrá alcanzarse con incrementos sostenibles en la productividad en un contexto de diversificación productiva y comercial”, aseguró. Por tanto, el desarrollo en la región dependerá, según sus palabras, de cómo se afronten y superen los problemas que han impedido un mayor desempeño económico en la región, como las imperfecciones del mercado financiero, el régimen fiscal desigual, la aplicación defectuosa de las normativas laborales, los altos costes de entrada y otras barreras a la competencia, o el déficit de formación e innovación.

El presidente del Comité Organizador del XII Encuentro Empresarial Iberoamericano, Antonio Malouf, hizo hincapié en que los empresarios tiene un rol auténtico y trascendental en la construcción de sociedades más sólidas y prósperas. “Aquí somo más de 700 empresarios, lo que implica miles de personas detrás que tienen la estabilidad necesaria para sus familias y para construir sociedades sanas”, constató. En este sentido, admitió que es un mérito enorme ser empresario, pero que lo es aún más “trabajar por el desarrollo de nuestros países desde nuestros sectores y campos de acción”.

Malouf explicó que la Agenda 2030 ya indica hacia dónde hay que dirigirse, y aunque igual hubiese hecho falta organizarse mejor en cuanto al cómo llegar, esfuerzos como la organización de este evento, liderado por CEOE-CEIB, SEGIB y CACIF, representan un gran paso y “un puente que borra las barreras que muchas veces nos separan”. Además, aseguró que 713 millones de personas que confían en sus líderes, lo que implica indudablemente la intervención de los gobernantes. Por tanto, “sin ellos no podemos avanzar, pues sus decisiones, sus planes y su energía son vitales para que los países conquisten, poco a poco, mejores indicadores”, manifestó. Asimismo, habló de trabajar más estrechamente por las alianzas público-privadas, que son un modelo de innovación que si se impulsa con transparencia puede cambiar radicalmente las condiciones de vida de la gente.


Más capacitación

 

La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan subrayó que “el desarrollo sostenible no es sólo necesario y justo sino también rentable. Hay que construir más integración a través de la profundización del tejido comercial”. Asimismo, hizo referencia al tema de la automatización y calificó de alarmistas los pronósticos sobre el desempleo que generará la implementación de nuevas tecnologías. “Creo que habrá una expansión de la mano de nuevas tecnologías que podrá desatar una gran productividad. Lo que se necesita es más y mejor capacitación”, dijo Grynspan.

En este sentido, advirtió que el sector privado y el gobierno deben trabajar juntos para mejorar la confianza de la ciudadanía en las instituciones, la cual ha sufrido un gran desgaste a causa de la corrupción y de la inequidad de los modelos económicos vigentes. “El 79% de los latinoamericanos creen que se gobierna para unos pocos y el 84% está insatisfecho con su economía. Si no logramos convencer a nuestra ciudadanía de que nuestro modelo social y económico funciona tendremos un caldo de cultivo para los populismos y los nacionalismos”, manifestó.

 

 Por una Iberoamérica más próspera, inclusiva y sostenible

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, hizo hincapié durante su intervención en que espera que la Cumbre consolide el impulso de una Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible, que ayude al crecimiento en la región. Asimismo, destacó que “mi gobierno se ha comprometido a mejorar el clima de negocios y a impulsar la competitividad, para generar más inversión y empleo”. De hecho, los ponentes coincidieron con el presidente de Guatemala en su apuesta por el compromiso de los empresarios de contribuir al desarrollo equitativo e inclusivo de los países y la conveniencia de que las naciones abran sus fronteras para el paso de personas y mercancías. 



14 Noviembre 2018  

En el marco de la XXIX Cumbre Iberoamericana.

CEIB-CEOE, SEGIB y CACIF inauguran el XII Encuentro Empresarial Iberoamericano en La Antigua, Guatemala.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, Garamendi, Grynspan, García Noriega y Malouf inauguran el XII Encuentro Empresarial Iberoamericano.

Asistieron más de 700 empresarios de toda la región.


Momento de la Intervención de Antonio GaramendiMomento de la Intervención de Antonio Garamendi


 

El presidente de la República de Guatemala, Jimmy Morales; el vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Antonio Garamendi; la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; el presidente de CACIF (patronal de Guatemala), Marco Augusto García Noriega; y el presidente del Comité Organizador del XII Encuentro Empresarial Iberoamericano, Antonio Malouf; inauguraron hoy en La Antigua, Guatemala, el XII Encuentro Empresarial Iberoamericano. El evento, organizado por el Consejo de Empresarios Iberoamericanos, CEIB; la Secretaría General Iberoamericana, Segib y la patronal guatemalteca, Cacif, bajo el lema “Centroamérica te invita, Antigua Guatemala te recibe”, es el acto empresarial oficial de la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. Participaron en el acto más de 700 empresarios de todos los países de la región y 300 representantes de instituciones y organismos iberoamericanos, lo que supone la mayor participación en este tipo de encuentros hasta la fecha.
XXIX Reunión de Organizaciones Empresariales Iberoamericanas 
En la segunda y última jornada de la XXIX Reunión de Organizaciones Empresariales Iberoamericanas, previamente a la inauguración del encuentro, se analizaron temas como el multilateralismo y bilateralismo: las reglas del juego en un entorno cambiante, y el acceso a las mujeres a puestos directos y oportunidades en el mercado laboral iberoamericano.

 

 

Al término de la reunión, se consensuaron entre todos los presidentes y representantes de las Organizaciones Empresariales Iberoamericanas, un escrito de conclusiones que se trasladó al XII Encuentro Empresarial Iberoamericano y que presentarán mañana ante los Jefes de Estado y de Gobierno. En la reunión cabe destacar además, la participación del secretario permanente del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), Narciso Casado Martin que hizo un balance de la actividad del consejo en este último año, y propuso un plan de futuro a los asistentes. Clausuraron el evento el vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Antonio Garamendi; el presidente de la OIE, Erol Kisepi; y el presidente de CACIF, Marco Augusto García Noriega.

Innovación

Entre las actividades que tienen lugar en el marco de la Cumbre, cabe destacar también una jornada celebrada hoy, bajo el lema El Espacio Iberoamericano como plataforma de innovación abierta. En el acto, en el que participaron el vicepresidente de CEOE, Antonio Garamendi; la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; el presidente del Comité Organizador del XII Encuentro Empresarial Iberoamericano, Antonio Malouf; y el presidente de la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios, Juan Manuel Barrero; se habló de casos de innovación abierta en las empresas multilatinas, de las start up como oportunidad de inversión o de los fondos corporativos en Iberoamérica.
Durante su intervención en el acto, Antonio Garamendi destacó el escaso desempeño en innovación en la región, que contribuye a la escasa diversificación económica y el limitado peso de los productos de tecnología media y alta en la producción y exportación totales de la región. Por este motivo, señaló Garamendi, se requiere la adopción de políticas y medidas ambiciosas acompañadas de un mayor esfuerzo inversor. De hecho, “esta necesidad adquiere mayor importancia en la actual revolución digital, que abre a nuestras economías un nuevo horizonte de oportunidades si sabemos aprovecharlas”, valoró.

 

 

Antonio Garamendi explicó que desde CEOE se presentó un Decálogo de Medidas Urgentes para impulsar las I+D+i en España, en el que se propone un “pacto político por la I+D+i, con el objetivo de situar el apoyo a las actividades relacionadas con este ámbito en el eje de las políticas de Gobierno. Asimismo, se apuesta por la simplificación de los procedimientos legislativos y burocráticos; facilitar la transferencia tecnológica, mejorar la financiación adaptándola a la realidad de los mercados; adecuar planes de estudio universitario y de formación profesional que responsan a las necesidades de las empresas; o promover la protección de la innovación a través de la propiedad industrial e intelectual; entre otras medidas. En este sentido, el vicepresidente de CEOE instó a las organizaciones empresariales iberoamericanas a fomentar la innovación y asumir la responsabilidad de convencer a sus gobiernos y concienciar a sus sociedades sobre la importancia de la I+D+i en el desarrollo económico, la creación de empleo y la mejora de vida de los ciudadanos.

XII Encuentro Empresarial Iberoamericano

Durante la primera jornada del encuentro, posterior a las actividades anteriormente mencionadas, se analizó la contribución del sector privado a la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible. En este ámbito, los ponentes hablaron del sector privado como agente de desarrollo, de los ODS como oportunidad de negocio para las empresas, del trabajo decente y crecimiento económico inclusivo, y de las empresas del cuarto sector, que son motores para el desarrollo sostenible. Asimismo, presentaron el comercio y la inversión como elementos de prosperidad y desarrollo, haciendo un repaso a los obstáculos al comercio en América Latina, a los retos de futuro y la facilitación al comercio en Centroamérica, y analizando la inversión en innovación como factor de competitividad y la logística como elemento clave en la integración regional. En el último panel del día, bajo el título El comercio exterior y la internacionalización de empresas en un mundo en constante cambio, se centraron en tres temas de interés, como son Guatemala, destino de inversiones directas y comercio; México, las perspectivas comerciales más allá del TLC; y las conclusiones y recomendaciones del B20 en Argentina.

 

 

El vicepresidente de CEOE explicó que la Agenda 2030 supone un reconocimiento explícito por parte de la comunidad internacional del importante papel que deben desempeñar las empresas en la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible. “Su capacidad de gestión y movilización de talento humano, capital y conocimientos las convierten en actores imprescindibles para el logro de los objetivos y metas de la Agenda 2030”, indicó. Asimismo, puso de relieve el reconocimiento expreso que se hace en la Agenda al crecimiento económico, las alianzas público-privadas, la inversión privada, el comercio y el diálogo social, como factores esenciales para impulsar y garantizar el desarrollo sostenible en el siglo XXI. Rosell consideró también fundamental que se prosiga con el proceso de apertura comercial basado en reglas compartidas, tanto en el marco de la Organización Mundial del Comercio, mediante una mejor aplicación de las reglas vigentes y la apertura de nuevas negociaciones plurilaterales, como de los procesos de integración regional.

 

Momento del actoMomento del acto


CEIB

Garamendi informó sobre el importante papel del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB) en la organización todos los años de la Cumbre de Presidentes de Organizaciones Empresariales de Iberoamérica y de los Encuentro Empresariales Iberoamericanos, en colaboración con SEGIB. Señaló que CEIB tiene como principal objetivo representar a los empresarios iberoamericanos en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, así como ante las principales instituciones multilaterales y regionales. “Constituye, gracias a las 22 organizaciones empresariales más representativas de la región, España y Portugal, una plataforma inigualable en la comunidad de naciones iberoamericanas, que permite reforzar los lazos empresariales, intercambiar buenas prácticas y desarrollar iniciativas conjuntas”, destacó. En este sentido, hizo hincapié en que CEIB representa el canal idóneo para debatir, consensuar y transmitir a los gobiernos iberoamericanos “nuestros planteamientos en numerosos ámbitos que influyen en el desarrollo y en la competitividad de nuestras empresas”.

 



13 Noviembre 2018   

LA ANTIGUA - GUATEMALA

CEIB-CEOE, OIE y CACIF participan en la XXIX Reunión de Presidentes de Organizaciones Empresariales Iberoamericanas.

Garamendi, Kisepi, Noriega y De La Iglesia inauguran el evento, previo al XII Encuentro Empresarial Iberoamericano.

En el marco de la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.


  

El vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Antonio Garamendi; el presidente de la OIE, Erol Kisepi; el presidente de CACIF, Marco Augusto García Noriega; y secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de la Iglesia y González de Peredo; inauguraron hoy la XXIX Reunión de Presidentes de Organizaciones Empresariales Iberoamericanas. La reunión que se celebra los días 13 y 14 en La Antigua, Guatemala, contó con la presencia de la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, que pronunció unas palabras de bienvenida ante los Presidentes y representantes de las 23 Organizaciones Empresariales más importantes de la Región.

 

La Reunión es el evento previo al XII Encuentro Empresarial Iberoamericano, organizado por el Consejo de Empresarios Iberoamericanos, CEIB; la Secretaría General Iberoamericana, Segib y la patronal guatemalteca, Cacif, bajo el lema “Centroamérica te invita, Antigua Guatemala te recibe”. Ambos actos se celebran en el marco de la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, y se prevé la asistencia de más de 600 empresarios de toda la región.

 

 

La XXIX Reunión de Presidentes de Organizaciones Empresariales Iberoamericanas se divide en cinco paneles en los que intervienen los presidentes y máximos representantes de las principales organizaciones empresariales iberoamericanas de países Argentina (UIA), Bolivia (CPB), Brasil (CNI), Colombia (ANDI), Chile (CPC), Costa Rica (UCCAEP), EL Salvador (ANEP), Guatemala (CACIF), Honduras (COHEP), México (CONCAMIN y COPARMEX), Nicaragua (COSEP), Panamá (CONEP), Perú (CONFIEP), República Dominicana (COPARDOM), Uruguay (CIU y CNCS) y Venezuela (FEDECAMARAS). Asimismo, participan representantes de la OIE, de CEAJE, de FUNDACOM, de CAEB o de la OIT, entre otros.

 

 

Durante la reunión se tratan cuestiones como la economía digital y el futuro de las empresas, la transparencia e integridad para la productividad y el crecimiento económico en Iberoamérica, la contribución y avances del sector privado a los ODS en la región, el multilateralismo y bilateralismo: las reglas del juego en un entorno cambiante, y el acceso a las mujeres a puestos directos y oportunidades en el mercado laboral iberoamericano. Al término de la reunión, se consensuará entre todos los Presidentes y representantes de las Organizaciones Empresariales Iberoamericanas, un escrito de conclusiones que se trasladarán al XII Encuentro Empresarial Iberoamericano y presentarán ante los Jefes de Estado y de Gobierno el día 15 de noviembre.  
Cabe destacar además, la participación del secretario permanente del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), Narciso Casado Martin que hizo un balance de la actividad del consejo en este último año, y propuso un plan de futuro a los asistentes. Clausuran el evento el vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Antonio Garamendi; el presidente de la OIE, Erol Kisepi; y el presidente de CACIF, Marco Augusto García Noriega.

 

Agenda 2030

 

 

 

El vicepresidente de CEOE, Antonio Garamendi apostó por la mejora de calidad de las instituciones, lo que implica tener sistemas judiciales ágiles, unos organismos de control fuertes e independientes, una mayor calidad regulatoria y unas instituciones públicas más eficientes y transparentes en su funcionamiento cotidiano.

 

 

Asimismo, se refirió a la Agenda 2030, ya que puede representar una buena oportunidad para las empresas. Recordó que en el Foro Internacional sobre Agenda 2030 que se celebró en Madrid el pasado mes de octubre en colaboración con la OIE, se constató que la interlocución entre el sector privado y las instituciones multilaterales, regionales y nacionales deben ser en ambos sentidos y realizarse en un marco de cooperación. Asimismo, se habló de centrar más el discurso en el desarrollo empresarial, a través de la mejora del clima de negocios y de la calidad institucional; la articulación de alianzas público-privadas flexibles y adaptadas a las circunstancias; y la aplicación de instrumentos financieros que impulsen las inversiones en el tejido productivo, las infraestructuras y la innovación.

 

Acceso de las mujeres a puestos directivos

 

 

 

Antonio Garamendi insistió también en que las organizaciones empresariales deben desempeñar un claro liderazgo en la promoción de la igualdad de género en el trabajo y, especialmente, en la incorporación de las mujeres a los centros de decisión de las empresas. En este sentido, señaló que desde CEOE se ha querido contribuir de forma efectiva a la incorporación de las mujeres a los puestos directivos de las empresas, mediante el Proyecto Promociona. Esta iniciativa fue puesta en marcha en 2013, y por el momento ya han participado 438 mujeres, de las cuales el 45% ha logrado ya acceder a puestos de dirección.

 

Reglas del comercio

 

 

 

El vicepresidente de CEOE apeló a las organizaciones empresariales para que apuesten de forma unívoca y firme por el multilateralismo como la mejor vía para el desarrollo económico, y para que las inversiones y el comercio se inspiren y basen en unas reglas compartidas. No obstante, explicó que dicho multilateralismo no debe ir en contra posición a la integración regional ni a los acuerdos bilaterales.

 

 

En este sentido, Garamendi, puso de relieve que es esencial que las organizaciones empresariales iberoamericanas apoyen los procesos de integración regional como MERCOSUR, la Alianza del Pacífico o el SICA; y respalden las negociaciones comerciales que la UE sigue con MERCOSUR, Chile y México.

 

Digitalización

 

 

 

Durante el panel orientado a la economía digital y al futuro de las empresas, Garamendi destacó que en el trabajo primarán, ante la creciente automatización y el uso de la inteligencia artificial, el talento, la imaginación, las habilidades de comunicación, la flexibilidad y la movilidad. Aseguró que “estamos abocados a una sociedad digital, hiperconectada e inteligente, la sociedad de la información”. En este sentido, añadió que la digitalización implica ganancias en competitividad, crecimiento, innovación, liderazgo y empleo, si se acomete como un proyecto colectivo y con visión de futuro. Garamendi insistió en que el uso de las tecnologías digitales es absolutamente imprescindible, pero también es necesario impulsar las transformaciones culturales que implica la digitalización, ya que representa un cambio en la forma de vivir, de trabajar y de relacionarse.

 

 

El vicepresidente de CEOE habló de que para poder beneficiarse de las ventajas que ofrece la transformación tecnológica en Iberoamérica deben adoptarse tres pilares esenciales para impulsar la digitalización, como son la educación, la innovación y el emprendimiento. Asimismo, explicó que hay que tener en cuenta a tres actores principales, que son las administraciones públicas, los distintos sectores productivos y la ciudadanía. “Debe ser un planteamiento de sociedad digital responsable para garantizar la sostenibilidad”, sugirió.

 

 

Garamendi, destacó, además, que las organizaciones empresariales deben liderar los procesos de transformación social y económica para asegurar que las necesidades de las empresas sean tenidas en cuenta en la definición y el desarrollo de las políticas. Por eso mismo, señaló, es crucial que las organizaciones destaquen las ventajas sociales y económicas de la digitalización y fomenten la adopción de políticas que permitan su pleno desarrollo. Garamendi informó de que CEOE, en su intención de que España no quedase rezagada en una carrera tecnológica que determinara la prosperidad de las naciones, presentó a través del Plan Digital 2025 un conjunto de 24 estrategias y 285 medidas. En el caso de aplicarse, “España se situaría entre los diez primeros países europeos en términos de digitalización, las medidas aportarían en 2025 un 3,5% adicional al PIB nacional y se generarían 250.000 empleos adicionales”, predijo.

 

Educación, innovación y emprendimiento

 

 

El vicepresidente de CEOE aseguró que la educación, la innovación y el emprendimiento, por su transversalidad, son fundamentales para fomentar la digitalización. En cuanto a la educación y la formación, optó por priorizar la transformación del sistema educativo para adecuarlo a la nueva sociedad digital. Para ello, según sus palabras, hay que poner el enfoque en el aprendizaje, en el uso de nuevas tecnologías y en el impulso de las vocaciones STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), con el fin de evitar la divergencia que se está produciendo entre la demanda y la oferta en el mercado laboral.

 

Por lo que se refiere a la innovación, Garamendi recalcó la necesidad de reforzar el gasto en I+D, con el fin de potenciar el desarrollo de tecnologías digitales, así como permeabilizar las relaciones entre las universidades, centros tecnológicos, empresas y financiadores.
En el ámbito del emprendimiento, sugirió fomentar el emprendimiento digital a través de medidas de educación, innovación y políticas fiscales específicas, además de facilitar ecosistemas digitales estimuladores de la actividad autónoma y favorecer así la creación de start-ups y de los denominados “unicornios”.